Instagramers Gallery

Camarero, hay una foto en mi sopa

Camarero, hay una foto en mi sopa

Camarero, hay una foto en mi sopa

.

Por Iker Morán (@photolari)

.

photolari_restaurantesInstagram y gastronomía conforman una de las parejas más populares del momento. Un rápido repaso por esta y otras redes sociales confirma que retratar y contarle al mundo lo que comemos está de moda. Tanto que incluso alguien se ha tomado la molestia de reunir en un Tumblr imágenes de hipsters fotografiando comida.

.

Mientras sonreímos al sentirnos tal vez identificados con alguno de ellos, parece que no a todo el mundo le hace tanta gracia. Según explicaba hace unos días The New York Times, algunos restaurantes de la ciudad se estaban planteando regular el tema de las fotos en sus locales.

 

.

¿Vamos por ese mismo camino? ¿Es necesaria una normativa anti-fotos?

.

photolariSuena exagerado. Al menos hasta escuchar algunos casos. “Un chef me contaba que un día un tipo se plantó en una mesa que no era la suya y les pidió a los comensales que le dejaran fotografiar lo que habían pedido”, cuenta Mikel Iturriaga autor del conocido blog El Comidista en El País.

No es lo habitual, pero que levante la mano quien no ha esperado –o hecho esperar a los compañeros de mesa- hasta fotografiar el plato en cuestión. Y todo ello con el móvil convertido en casi un comensal más, otro gran tema de debate.

Por eso Pau Arenós, crítico de El Periódico y Premio Nacional de Gastronomía 2005, es muy claro en este sentido: “intenta no montar un estudio de fotografía en la mesa”.

Todo ello sin olvidar el peligro de que una mala foto acabe siendo la imagen de la cocina de un restaurante en las redes sociales. A veces pasa, por muchos filtros que le pongamos a ese plato que acaban de servirnos.

.

 “Hacer fotos, y lo sé porque trabajo con fotógrafos extraordinarios, es muy difícil”, argumenta Pau Arenós para explicar ese doble filo que tienen las instantáneas. Doble filo porque en la mayoría de los casos la difusión de estas instantáneas y el ruido en las redes sociales beneficia a los restaurantes.

.

fotomaf_by_photolariAlgunos incluso han sabido aprovechar este fenómeno. Es el caso –nos explica añade Mauro A. Fuentes, Director de Social@Ogilvy en España y experto en redes sociales- del restaurante Comodo, en Nueva York, que ha creado un “Instagram menu” basado en las fotos que hacen sus clientes con un hashtag propio. Un buen ejemplo de cómo subirse a la ola de las modas en lugar de intentar oponerse a ella.

Curiosamente, los propios cocineros son los menos críticos -o los más políticamente correctos, claro- respecto a esta cuestión. “Tampoco es que el asunto de las fotos sea un drama o una plaga -asegura Iturriaga- pero no vería con malos ojos alguna clase de freno a la gente que monta un circo fotográfico en los restaurantes”. Hace unos días él mismo dedicaba su columna semanal en El País a este tema.

.

Para Xavier Franco, reputado chef galardonado con una Estrella Michelín por su restaurante Saüc de Barcelona, intentar regularlo sería absurdo. “Desconozco hasta que límites puede llegar el tema en restaurantes considerados templos por su fama, pero creo que basta con tener mano derecha si algún cliente sobrepasa la línea de lo racional”.

Comparten opinión en Norte, un pequeño, recomendable y relativamente joven restaurante en el centro de la ciudad condal. “No nos molesta siempre que sea con mesura”, aseguran. “Es una satisfacción que la gente aprecie tu trabajo y quiera tener un recuerdo de ello”, apuntan desde la cocina de Säuc.

En realidad, eliminar las fotos del menú no sería algo nuevo. Luis Rodriguez -responsable de social media en la agencia R* y activo gastroblogger- recuerda el caso de dos restaurantes (el primer local de DiverXo y el restaurante de Ramón Freixa) que no permitían hacer fotos hace un tiempo pero que han terminado por eliminar esta restricción.

Aunque no parece que por ahora nadie se vaya a atrever a confiscar los móviles antes de servir el primer plato, parece que es un tema –o una moda- que genera debate. Posiblemente más entre aficionados a la gastronomía, críticos y fotógrafos que en los propios cocineros, más ocupados con sacar el negocio adelante.

.

Iker Morán (@photolari)

Periodista especializado en fotografía en Quesabesde.com, y coautor del blog gastronómicoLaGulateca.com. También escribe en su blog Hastalosmegapixeles.com sobre fotografía. Coaborará a partir de ahora, de forma puntual, con Instagramers.com

.

Este texto es un resumen del artículo original publicado en LaGulateca

http://lagulateca.com/2013/03/05/prohibir-las-fotos-en-los-restaurantes-cocineros-criticos-y-bloggers-opinan/

Leave a Reply